Dicen que cuando uno emigra, deja el corazón en el lugar del que partió. A veces, para regresar a Madrid, mi ciudad, a sus terrazas y a sus bares, lo hago disfrutando de un tinto de verano, una de las combinaciones que más me gustan y más me hacen sentir en casa.
@Tinto de verano, Azotea Palmares, Roma Norte (Ciudad de México) [30 de abril de 2018]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *